Venezuela cumple seis días de apagones, ¿por qué no hay solución?

Este martes se completan seis días de apagones en Venezuela y la solución no se ve a la vista. En 18 de los 23 estados del país la energía eléctrica se da por horas, pero en algunas zonas no ha habido luz a ninguna hora.

La situación es tan crítica que la Asamblea Nacional decretó la alarma nacional debido a la calamidad pública generada por la interrupción sostenida del suministro eléctrico que ha afectado a la gran mayoría de los venezolanos desde el pasado jueves.

En un comunicado emitido ayer, la Asamblea informó que la situación “pone seriamente en peligro la seguridad de la Nación y de sus ciudadanos”.

El estado de alarma decretado se extenderá por un periodo de treinta días, “pudiendo ser prorrogable por treinta (30) días adicionales”.

En razón a esa declaratoria se le ordenó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que disponga las movilizaciones que sean necesarias para que brinde la debida protección tanto a las instalaciones como a los funcionarios de Corpoelec (la Corporación Eléctrica Nacional que brinda el servicio de abastecimiento de energía en el país) con el ánimo de que puedan cumplir con el rescate del sistema eléctrico nacional.

De igual manera, se ordenó a los integrantes de los cuerpos de seguridad ciudadana abstenerse de impedir u obstaculizar las legítimas protestas del pueblo venezolano.

Todo se complica

A los problemas que ha generado la falta de energía eléctrica se suman otros que han empezado a impactar a las familias venezolanas, como es la falta de agua, que ya se percibe en localidades que están ubicadas en la periferia de Caracas y los servicios de telefonía celular y de internet.

“Decenas de hogares se han visto obligados a cargar agua en cualquier tipo de recipientes desde los ríos cercanos a las casas porque el servicio de acueducto también se ha reducido. Lo más duro es que la venta de agua en porrones se trepó de precio y por eso la gente empezó a ir a los afluentes”, contó Johana Osorio, periodista del medio digital El Pitazo.

“Por un porrón de agua de ocho litros las tiendas están cobrando hasta US$20, cuando el salario mínimo no pasa de US$6, y se deben pagar en efectivo porque los puntos de venta de las tarjetas débito y crédito solo están suministrando efectivo.

El servicio de telefonía móvil celular también presenta fallas. De las tres empresas operadoras que prestan el servicio de telecomunicaciones, dos presentan irregularidades de manera permanente. Ellas son Movistar y Movilnet.

Con la red de Internet está pasando lo mismo, en varias ocasiones el servicio lo prestan por algunas horas, agregó la fuente.

En respuesta a lo que está ocurriendo en el vecino país, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, reiteró que las actividades laborales seguirán suspendidas, así como las clases en todos los niveles de la educación. Rodríguez atribuyó la falla que ha afectado a la principal hidroeléctrica del país, el Guri (que abastece el 70 % de la población venezolana), a un sabotaje y a un ataque cibernético.

Vale la pena recordar que el presidente Nicolás Maduro solo ha hecho una declaración pública desde que ocurrió el apagón, el cual calificó como un “ataque terrorista”.

Apagones en Venezuela -  Gráfico

No creen en ataques

Académicos colombianos y analistas venezolanos coinciden en señalar serias dudas frente lo que ha dicho el Gobierno venezolano.

Desde Corpoelec se informó que el daño reportado en la central hidroeléctrica tiene que ver con un incendio de la vegetación que se registró el jueves pasado cerca de la represa y que afectó la red de transmisión de energía y a algunas turbinas.

Por su parte, el docente de la Universidad del Rosario en Bogotá, Giovanni Reyes, experto en temas internacionales, explicó que se inclina a pensar que el problema de la energía eléctrica en Venezuela se debe a una falta de mantenimiento de la infraestructura y muy seguramente eso está pasando en otros sectores del país, pero ya reventó en el sistema de energía.

“El presidente Maduro no acepta ni reconoce sus errores, lo que hace es echarle la culpa de todo lo que pasa a una supuesta ‘guerra’ que proviene de exterior, nunca habla de inversión o reinversión”, dijo.

Lo único cierto, agregó, es que el impacto es dramático porque la energía mueve todos los sistemas y procesos económicos en ese país, como en la mayoría de naciones.

Para los consultados, lo más complicado es que la solución al problema de la energía y del agua no parece estar a la vista.

¿Y los servicios de salud?

La Asamblea Nacional instruyó a todos los funcionarios de los servicios de salud público a que procuren todos los recursos de cooperación que sean posible obtener del sector privado a fin de superar las necesidades que se presentan en la atención de pacientes afectados en sus tratamientos por la calamidad eléctrica que aqueja al país.

De igual manera, se ordenó a los órganos y entes de la Administración Pública Nacional establecer horarios de labores del personal, acordes con la situación de excepcional anormalidad causada por la crisis del sistema eléctrico.

Las autoridades administrativas deben tomar las medidas necesarias para garantizar el máximo ahorro de combustible.

Publicado originalmente en www.elpais.com.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *