Billy Graham, Pastor de los Presidentes, muere a los 99 años

Billy Graham, pastor y predicador evangélico, murió este miércoles a los 99 años en su hogar en Montreat, Carolina del Norte. Jeremy Blume, vocero de la familia Graham anunció que la muerte de Graham fue debido a causas naturales.

Billy Graham y su esposa Ruth(+) y sus hijos Gigi, Anne, Ruth, Franklin y Ned Graham. (izq. a der.)

William Franklin «Billy» Graham, Jr. nació en Charlotte, Carolina del Norte, el 7 de noviembre de 1918; fue un predicador evangelista  bautista estadounidense.​ Graham figura en el cuarto número de la lista Gallup de personas admiradas en el siglo XXI.​ Alcanzó el estatus de celebridad al emitirse sus sermones en la radio y la televisión. Predicó personalmente el evangelio a más gente que nadie en la historia.​ Según su equipo, más de 3,2 millones de personas han respondido a la invitación de aceptar a Jesucristo como su salvador personal en las campañas de Billy Graham, a menudo con el himno de llamamiento “Tal como soy”. En 2008 la audiencia de Graham durante toda su vida, incluyendo las emisiones en radio y televisión, superó los 2200 millones.

Pastor de presidentes

Graham ha tenido audiencias personales con muchos de los presidentes estadounidenses mientras éstos estaban en funciones, desde Harry S. Truman hasta Donald Trump.
Visitó el Despacho Oval cuando presidía Truman en 1950 para instarle a que se enfrentara al comunismo en Corea del Norte. Sin embargo, Graham y sus amigos no estaban familiarizados con el protocolo de Washington; aplacaron con detalles de la visita a los miembros de la prensa que esperaban fuera, y los tres pastores cedieron incluso a las peticiones de la prensa de que se arrodillaran sobre el césped de la Casa Blanca, como si estuvieran orando. Truman supuestamente habló sobre Graham en la biografía oral de Merle Dale Miller:

“Pero ahora hemos recibido a este evangelista, Billy Graham, y es un excéntrico. Es… bueno, no debería decir esto, pero es uno de esos falsos de los que te hablaba. Dice que es amigo de todos los presidentes, pero nunca fue amigo mío cuando yo era presidente. Ese tipo de gente simplemente no me va. No me gusta la gente así. Lo único que le interesa es que saquen su nombre en el periódico.” Harry S. Truman

Truman no habló con Graham durante años después de su encuentro. ​Graham a menudo ha contado la historia, normalmente como advertencia de que no revelaría sus conversaciones con los líderes mundiales.

Graham se convirtió en un habitué del Despacho Oval durante la presidencia de Dwight D. Eisenhower, a quien urgió para que interviniera con tropas federales en el caso de los Nueve de Little Rock,​ y fue en esa época, en un campeonato de golf en Washington, cuando conoció y se hizo amigo íntimo del vicepresidente Richard Nixon.​ Eisenhower invitó a Graham a que visitara con él al ex presidente cuando éste estaba en su lecho de muerte.

Graham también aconsejó a presidentes George Bush, Jimmy Carter y Bill Clinton, en la fotografía.

Richard Nixon con Billy Graham

La excepción destacada entre los presidentes modernos fue John F. Kennedy, con quien Graham jugaba al golf, pero Kennedy era católico;​ Graham era amigo de Nixon y lo apoyó de forma prominente frente a Kennedy en las elecciones presidenciales de 1960. Nixon escribió a Graham tras esas elecciones:

«A menudo les he dicho a mis amigos que cuando te metiste en el ministerio, la política perdió a uno de sus mejores profesionales en potencia».

Graham pasó la última noche de la presidencia de Johnson en la Casa Blanca, y se quedó la primera noche de la de Nixon.

Pastor Graham con el presidente Lyndon B. Johnson.

Tras la exitosa campaña presidencial de Nixon en 1968, Graham fue consejero, visitando la Casa Blanca y dirigiendo algunos de los cultos privados que organizaba el presidente allí. Nixon le ofreció a Graham ser embajador en Israel en una reunión que tuvo con Golda Meir, pero Graham rechazó la oferta. Nixon apareció en una de las campañas de Graham en East Tennessee, convirtiéndose en el primer presidente en dar un discurso en un escenario evangelístico. Sin embargo, su amistad se volvió tensa cuando Graham reprendió a Nixon por su comportamiento tras el Watergate y la profanación oída en las cintas del Watergate;​ finalmente se reconciliaron tras la dimisión de Nixon.​ Graham anunció en ese momento: «Estoy fuera de la política».

Graham, con el presidente Barak Obama.
Graham y el presidente John F. Kennedy

 

 

 

 

 

 

 

Graham en la Ceremonia Presidencial del Presidente Bill Clinton.

 

Después de que se aprobara una ley especial a su favor, a Graham se le permitió dirigir el primer servicio religioso en las escaleras del edificio del Capitolio en 1952. Cuando Graham fue hospitalizado de forma breve en 1976, tres presidentes lo llamaron en un día para desearle una pronta recuperación: el ex presidente Nixon, el presidente en funciones Ford y el presidente electo Carter.

Fue uno de los invitados personales de Reagan a su investidura y dio su bendición en la investidura de George H. W. Bush. Estuvo en la Casa Blanca la noche antes de que George H. Bush (quien llamaba a Graham «el pastor de Estados Unidos») lanzara la Guerra del Golfo Pérsico.

El presidente Ronald Reagan, su esposa Nancy y el evangelista Billy Graham.

Dos días después de las elecciones presidenciales de 2000, Graham habló en un desayuno de oración en Florida con George W. Bush como asistente. En una campaña en Nueva York en 2005, Bill Clinton recordaba cómo había asistido de niño a una campaña de Graham en Little Rock, Arkansas, en 1959.

Graham ha oficiado un entierro y un funeral presidenciales. Presidió los servicios en el entierro del presidente Lyndon B. Johnson en 1973 y participó en los elogios al ex presidente. Graham ofició el servicio funerario de la ex primera dama Pat Nixon en 1993​ y el funeral de Richard Nixon en 1994.
Billy Graham con el presidente Donald Trump.
No pudo oficiar el funeral de Estado de Ronald Reagan el 11 de junio de 2004, por una operación reciente de implante de cadera, lo cual el ex presidente George H. W. Bush reconoció durante su elogio. Graham había sido la primera opción de Reagan. Por la hospitalización de Graham, el reverendo John Danforth, un senador republicano de Missouri durante el mandato de Reagan, y un sacerdote episcopaliano oficiaron el funeral. La mala salud le impidió a Graham oficiar el funeral de Estado de Gerald R. Ford el 2 de enero de 2007, así como el funeral de la ex primera dama Lady Bird Johnson en julio de 2007.

El 25 de abril de 2010, el presidente Barack Obama visitó al reverendo Graham en su casa en Montreat, Carolina del Norte, donde hicieron una «oración privada».Como con otros presidentes en el pasado, Graham se reunió con el presidente George W. Bush en diciembre de 2010, en un tour por su biblioteca.

Billy Graham en Guatemala

El evangelista visitó prácticamente todos los países del mundo, incluyendo a Guatemala en el año 1,976 después del terremoto que azoto a éste país centroamericano. (Foto BillyGraham.Org)

Graham dijo en esa oportunidad:

“Cuando vine Mexico y llegue a Guatemala, el presidente (Gral. Kjell Eugenio Laugerud Garcia) estaba allí esperándome, y puso a mi disposición un helicóptero para visitar y orar por Guatemala.”