Cómo evitar mezclar finanzas personales con las del negocio

Escrito por Fernando Razcon

El emprender un negocio es un gran reto, debido a que durante los primeros meses e incluso el primer año de vida se estará esperando un retorno de la inversión inicial y el percibir un sueldo no será factible. Por ello es clave contar con unas finanzas personales sanas.Esto para subsistir y mantener gastos personales mientras el negocio se establece, se fija un sueldo y se comienza a gozarlo por supuesto. Pero una vez que el negocio comienza a trabajar es donde empiezan las dificultades en cuanto a la separación de las finanzas personales y las del negocio, ya que con el tiempo surgen dos posibilidades: aportar dinero personal a la empresa como inversión o tomar dinero de la empresa, además del sueldo, para gastos personales.

Preferentemente debe evitarse cualquiera de las 2 acciones, ya que en el primer caso se debe de tener mucho cuidado al involucrar el patrimonio personal en el negocio, y se debe buscar siempre un retorno de la inversión en el corto plazo.

Por el otro lado, tomar dinero de la empresa más allá del sueldo es algo que debe dejarse solo para emergencias, y no para el pago de servicios o deudas por ejemplo, ya que en el largo plazo solo terminará afectando tanto las finanzas personales como las de la empresa.

Tomando todo esto en cuenta lo mejor es educarse en el tema, ya sea tomando cursos de finanzas o leyendo libros relacionados.

 

Tener cuentas de ahorro separadas

Una personal y otra para el negocio. En caso de requerir mover dinero de una a otra es preferible hacerlo mediante transferencia bancaria, ya que éstas no se consideran un ingreso y no es necesario declarar el movimiento ante hacienda.

Presupuestos estrictos

Es clave contar con presupuesto personal y uno para la empresa, pero aún más importante es llevarlos a cabo puntualmente.

Crear un fondo de emergencia

Es clave contar con un respaldo personal y para la empresa que permita mantener los gastos corrientes por un determinado tiempo, sin necesidad de recurrir a dinero externo.

Consejos simples, pero muy importantes si lo que se quiere son unas finanzas personales sanas y un negocio exitoso.

Publicado originalmente en Emprendices.co