Pamela Posada, de popular presentadora de TV en El Salvador a detenida por colaborar con el Cartel de Sinaloa

Escrito por Alberto Najar

A punto de cumplir 26 años de edad, la presentadora de televisión Pamela Posada escribió en su cuenta de Facebook: “¿De qué sirve ser modelo a seguir para muchos, y no serlo ni para nosotros mismos?”.

“A mi edad ya he hecho de todo, estuve y dejé de estar”, agregó.

El mensaje se publicó el 31 de marzo de 2016. Fue una de las últimas apariciones públicas de la popular conductora de programas juveniles en El Salvador.

posada-2

La siguiente ocurrió el 7 de enero, cuando la Policía Nacional Civil (PNC) la presentó ante los medios como parte de un grupo de tráfico de drogas vinculado al Cartel de Sinaloa.

La Fiscalía General de la República (FGR) la acusa de organizar el apoyo logístico para lanchas rápidas con cocaína que navegan por las costas salvadoreñas.

También es señalada por acompañar a quienes descargaron los cargamentos de droga en la Playa Monte Rico de Guatemala.

Fama y exposición

La captura de la comunicadora provocó un escándalo en el país.

Claudia Pamela Martínez Posada, su nombre completo, fue la presentadora principal en el programa “El Sótano”, uno de los más populares de la televisión salvadoreña.

También era modelo, conductora en la radio y hace un par de años fundó dos empresas.

Cuando se despidió de la televisión, a finales de 2014, la empresa productora, Grupo Megavisión, pidió a los seguidores de la Pamela que le enviaran mensajes videograbados.

La etiqueta #GraciasPameSTN se repitió cientos de veces en Twitter.posada-el-sotano

Más de dos años después volvió a ser popular en internet. La noticia de su presentación por la PNC fue una de las más vistas en redes sociales.

En una conversación con periodistas locales la comunicadora asegura: “Mi persona no se va a arruinar hasta que se demuestre lo contrario”.

“Sonrisas y silencio”

Pamela Posada empezó su carrera en 2008, cuando estudiaba Ciencias Jurídicas.

Fue contratada por Star Channel para conducir programas nocturnos sobre cantantes, grupos musicales y videos.

Las emisiones donde participaba eran “Top 23”, “Star Night” y un noticiero vespertino llamado “Starmómetro”, también dedicado al entretenimiento.

El estilo de la estudiante de derecho, fresco, alegre y siempre dispuesta a conversar por redes sociales le ganó popularidad.

En 2012 fue contratada para presentar “El Sótano”, que originalmente se diseñó para hablar de música y otros artistas.

La fama de Pamela aumentó. En poco tiempo también trabajó como modelo de pasarelas y revistas. Su frase más repetida en las emisiones era Sonrisas para resolver problemas y silencio para evitarlos”.

En sus cuentas de redes sociales publicaba fotos en la playa con amigos, en transmisiones de televisión o la cabina de radio. “Gord@s” solía llamar a sus seguidores.

En octubre de 2014 se despidió de la televisión para conducir un programa de radio en “La urbana”, una popular estación de El Salvador.

Para ese momento había fundado una empresa que importaba sardinas desde China a El Salvador. Otra más vendía extensiones de pelo y productos de belleza.

Después de su captura, en la presentación que la PNC hizo ante medios locales, Pamela Posada apareció despreocupada, por momentos sonrientes.

“Estoy tranquila, no la estoy pasando mal. Claro, extraño la comodidad de mi casa por supuesto, pero aquí estoy”, dijo.

Amiga incómoda

La vida de la presentadora cambió en diciembre de 2015, cuando en Guatemala fue detenida Ana Lucrecia Muñoz Ramírez.

La mujer transportaba US$1 millón dentro de un auto con placas salvadoreñas. El dinero era para pagar “una droga” en ese país, dijo el fiscal salvadoreño responsable del caso.

Muñoz Ramírez, sentenciada a 14 años de prisión en Guatemala, es socia de Pamela Posada en sus empresas.

Y según las autoridades de ese país es amiga de Cynthia Jeannete Cardona Sandoval, a quien la FGR de El Salvador ubica como esposa del presunto narcotraficante Marlon Francisco Monroy Meoño, “El Fantasma”.posada-3

Monroy Meoño fue extraditado a Estados Unidos, informó el responsable de la investigación en El Salvador de quien se omitió el nombre por seguridad.

“Está vinculado al Cartel de Sinaloa, fue detenido con evidencias relacionadas con el narco como autos de lujo, armamento fuerte, chalecos con las siglas de la DEA”, explicó el funcionario.

Pamela reconoció que es socia de Muñoz Ramírez “pero no pasa nada porque las empresas están en regla”, afirmó.

“En una traíamos sardina de China para acá (El Salvador), así estaba funcionando. La otra que estaba iniciando era de extensiones de cabello”.

“Estoy procesada por ser amiga de la mujer de un narco”, dijo. “Todo se va a aclarar, estoy muy tranquila”.

La red de tráfico

La operación en que fue capturada la presentadora de televisión se llama “Caleros”, porque según la Fiscalía se refiere a una red que transporta cocaína en lanchas “por las aguas territoriales de El Salvador”.

En varios allanamientos se capturó a 28 personas, y 6 más están prófugos.

Entre los detenidos hay personas que “simulan actividades de pesca para realizar narcotráfico”, señala el fiscal del caso.

Algunos de ellos transportaban cocaína en sus lanchas, y recibían a cambio un promedio de US$20.000.

Otros alertaban a los narcotraficantes sobre el movimiento de la marina militar, una actividad que se le conoce como “bandera”. Su compensación era de entre US$500 y US$1.000.

El mismo pago por descargar la mercancía.

La FGR asegura que Pamela Posada acompañó el desembarco de algunos cargamentos.

“Ella los llevó a Guatemala a que hicieran las descargas de droga que estas persona hacían en la playa Monterrico de Guatemala”, asegura el fiscal.

¿Es así? “Creo que eso se va a ir descubriendo en esos días”, le dijo Pamela a periodistas locales. “Ahí les encargo que estén pendientes”.

Publicado originalmente en www.BBC.com